Nulidad matrimonial

Nulidad del Matrimonio

Herencia y testamento

Consiste en la invalidez que se produce cuando el matrimonio no reúne los requisitos exigidos como esenciales por la Ley o cuando se celebra contra una prohibición dirimente, lo que provoca la ineficacia ipso iure, insubsanable y absoluta. Existen dos supuestos:

  1. Nulidad Absoluta: Inexistencia del matrimonio por la carencia de uno de los requisitos exigidos como esenciales del mismo, tal y como puede ser la falta de consentimiento, falta de la forma esencial, ausencia de intervención del funcionario autorizante ante el que deba celebrarse o de los propios testigos. También existe nulidad absoluta cuando haya infracción de alguna prohibición, como puede ser el matrimonio entre parientes colaterales en segundo grado, ya que el tercer grado es dispensable.
    En cuanto a los efectos de esta nulidad, tiene carácter ipso iure porque es automática, lo cual no impide que haya de solicitarse la declaración de nulidad para terminar con la apariencia de matrimonio. Es insubsanable porque no cabe la confirmación del matrimonio nulo ni por el transcurso del tiempo ni por la ratificación del mismo. Excepcionalmente, cabe la dispensa de la causa de nulidad . Hablamos de nulidad absoluta en la medida en que el matrimonio nulo no produce ningún efecto, salvo en los casos del matrimonio putativo.
  2. Nulidad relativa: Nos referimos a aquellos supuestos en los que, a pesar de declararse la nulidad del matrimonio, cabe la convalidación posterior o la dispensa, por lo que no se tratan de auténticos supuestos de nulidad absoluta, aunque la ineficacia del matrimonio sea la misma. Es el caso de la nulidad por defectos de capacidad negocial, como por ejemplo por razón de edad. También cuando existen vicios enla voluntad. No se trata de una ineficacia ipso iure, en la medida en que al ser posible la convalidación ha de hacerla valer el contrayente, respecto del consentimiento prestado por el menor de edad o bien prestado por error, coacción o miedo grave. Cabe la sanación del matrimonio, derivada de la conducta del que puede ejercer la acción correspondiente.

Consecuencias de la nulidad:

En todo caso, si se declara la nulidad del matrimonio por cualquiera de los supuestos anteriormente mencionados, como en cualquier otro negocio jurídico, la nulidad provoca la inexistencia de efectos, lo que opera ex tunc o con efectos retroactivos.

Hay una excepción a la ineficacia absoluta para el caso del matrimonio putativo. Ello implica que se mantienen ciertos efectos del matrimonio, siempre y cuando haya un mínimo de apariencia objetiva del matrimonio, en beneficio del contrayente de buena fe, de los hijos y de la seguridad de las relaciones jurídicas. En tal caso, aunque el matrimonio sea nulo ipso iure, el estado matrimonial aparente persiste hasta la declaración de nulidad.

Declarada la nulidad se mantienen algunos efectos ya producidos con anterioridad a la declaración. Permanecen los efectos ya producidos respecto de los hijos, que no perderán la condición de hijos matrimoniales. También los efectos ya producidos respecto del contrayente o contrayentes de buena fe. Así como los efectos del régimen económico matrimonial , puesto que la sentencia que declara la nulidad no provoca la nulidad retroactiva del régimen, sino la dislución del mismo. Las donaciones por razón de matrimonio no se suprimen por el hecho de la anulación matrimonial, si bien la misma es causa de revocación de las donaciones por incumplimiento de cargas.

Divorcios Madrid © 2014 | Aviso Legal | Diseñado por Altamira
Divorcio en Madrid, Divorcio con hijos Madrid, Divorcio Alcobendas,
Divorcio Alcalá de Henares, Divorcio Móstoles, Divorcio Leganés,
Divorcio Fuenlabrada, Divorcio Majadahonda